El crimen de los Galindos

El cortijo de los Galindos.

El cortijo de los Galindos.

El 22 de julio de 1.975, bajo un sol de justicia, el cortijo de “Los Galindos”, propiedad del Marqués de Grañina y cercano a Paradas (Sevilla) fue testigo de un suceso espeluznante.

Cinco buenas personas fueron asesinadas entre la una y las tres de la tarde: Manuel Zapata Villanueva, capataz, Juana Martín Macías, su esposa; José González Simón, tractorista, su esposa Asunción Peralta Montero y otro tractorista suplente, Ramón Parrilla González. ¿Por qué fueron asesinadas y por quién? Nunca se ha sabido quién o quienes lo hicieron aunque el móvil bien pudiera ser económico.

Jornaleros que trabajaban alejados de las edificaciones de la finca vieron una columna de humo. Temiendo que se tratara de un incendio corrieron a apagarlo. Vieron paja ardiendo cerca de un tractor con el depósito lleno de combustible cerca de un bidón de gasoil e intentaron apagarlo. Entre la paja que ardía había dos cuerpos, uno de los cuales estaba completamente calcinado. Corrieron a avisar al capataz pero no fue hallado y su mujer tampoco. No había nadie. Pero sí que había un reguero de sangre desde la puerta de entrada de su despacho hasta un árbol que bordeaba la carretera. Al pie del árbol, cubierto a medias con paja, estaba el cadáver del tractorista Ramón Parrilla con el pecho y los brazos acribillados por disparos de escopeta.

Avisada la Guardia Civil, el cabo comandante del puesto Raúl Fernández y un guardia acudieron al lugar. Vieron sangre bajo la puerta de la vivienda del matrimonio Zapata y el cabo la abrió de una patada. Encontró un gran charco de sangre que parecía indicar que se había arrastrado un cuerpo hasta el recibidor. Llegó a la puerta de la alcoba y estaba cerrada con candado. Disparó la pistola sobre el candado y entraron en el cuarto.

El cuerpo de Juana Martín estaba con el rostro destrozado con una barra de hierro de más de medio metro de largo que estaba sobre un mueble. Como faltaba Zapata se le atribuyeron las muertes pues ya se sabía que los restos calcinados en la paja eran del tractorista González y de su mujer.
Algunas personas le habían visto llegar al pueblo en un SEAT 600 entrar en su casa y salir con su mujer en dirección a la finca muy rápidamente, según manifestó el guardabarrera que les vio pasar. Se sospechó que José y Juana se habían enterado que Zapata y Asunción mantenían una relación y José la llevaba al cortijo para que lo declarara y, al enfurecerse el capataz los mató a los tres y echó a correr. Fue sólo una sospecha.

Se perdió un tiempo precioso –tres días- lo que pudo ser la causa del fracaso de la investigación. Se descuidaron las inspecciones oculares desapareciendo las huellas y rastros necesarios para localizar al autor o autores de la matanza. La perra propiedad del asesinado capataz fue empleada por la Guardia Civil para rastrear. El animal volvía invariablemente al cortijo y olisqueaba en un montón de balas de paja.
A base de escarbar encontró el cuerpo de su amo ya descompuesto. Había sido la primera víctima. Le habían golpeado en la nuca con la barra de hierro que era una pieza de la empacadora. La misma que usaron también para matar a su mujer.

La autopsia de Juana reveló que las heridas que le produjeron la muerte habían sido lavadas muy posiblemente en un intento de reanimarla. Esto hizo pensar que González, casi sin fuerzas para cargar con el cuerpo de Juana, había ido en busca de su mujer lo que explicaría que el arrastre del cuerpo terminó cuando entre los dos pudieron levantarlo. De ahí las marcas de goteo que llegaban hasta la alcoba en donde lavaron las heridas. Los asesinos los vieron y los mataron.
Zapata había ido a la cercana Paradas a hacer algunas gestiones bancarias y regresó al cortijo después de las 12. Alguien le esperaba pues se cambió de ropa rápidamente. El administrador había estado en el cortijo temprano.
En la diligencia de autopsia se apreció que Manuel Zapata debió de estar dentro de alguna habitación de la casa sentado con una pierna encima de otra como si estuviera hablando frente a alguien. Y detrás de él una persona muy fuerte esgrimió la barra de hierro golpeándole hasta matarlo. El cadáver quedó en el lugar del crimen y permaneció sentado.

Ya rígido, sin que nadie lo viera, fue sacado en la silla poniéndolo en el montón de balas de paja. Los asesinos sólo querían matar a Zapata pero no tuvieron más remedo que asesinar a los que iban llegando pues eran conocidos. Debieron de quedarse con dinero que faltaba en algún lugar. Daba la impresión de que eran unos chapuceros afortunados que además provocaron una mala investigación por parte de la Guardia Civil.
Antonio Moreno, un juez especial designado para este caso manifestó años más tarde que las primeras horas de las investigaciones ya determinaron el fracaso de la localización del criminal o criminales. Fue dificultosa la primera inspección ocular del lugar de los hechos pues los que curioseaban por el lugar y los medios de comunicación que acudieron, entraron en el cortijo y destruyeron numerosas pruebas. La Guardia Civil hizo lo mismo al carecer de experiencia para llevar las investigaciones de este suceso tan espectacular.

Dos cadáveres fueron encontrados acostados en sus camas sobre un enorme charco de sangre y los fotógrafos y la televisión pudieron filmar y fotografiar la habitación ordenada, tras ser adecentada para este menester. Los asesinos tuvieron bastante suerte y eligieron la fecha premeditadamente. No había juez titular, ni forense, y los mandos de la Benemérita estaban de vacaciones.
El delito, que marcó aquella época, ha prescrito hace unos ocho años, lo que quiere decir que en el caso de que el asesino o asesinos fueran hallados no podrían ser enjuiciados, condenados ni encarcelados. Hasta podrían ganar millones presentándose a contar su “hazaña” en cualquier programa de televisión basura.

Autor: Matías J. Ros

About these ads

12 Respuestas a “El crimen de los Galindos

  1. Habrá muerto ya el asesin@ o asesin@s? un crimen horrible, no me gusta la violencia. viva paradas y toda la provincia de Sevilla.

  2. El encubrimiento, una investigaciòn escandalosa, rodearon este crimen. La inmunidad de la realeza. Es proverbial y de todas las epocas y sino observen lo que pasa en el presente.

  3. Ya es hora de resolverlo todo, porque hay cosas que no se han dicho; el administrador estuvo ese día buscando a Zapata, pero no se encontraba allí y su mujer parecía muy nerviosa; tabién cabe destacar que apenas unos días antes hubo un incendio en los campos; hay varias teorías:
    -Quizás el administrador discutió con Zapata por descuidar los campos y perder dinero en el incendio, y en una riña lo mató con un hierro y lo escondió; después le dijo a su mujer que no había visto a su marido, pero la mujer debió sospechar algo y la mató a ella y atodos los que podían ser testigos del caso.
    -Otra hipótesis totalmente distinta es por motivos pasionales: era sabido que Zapata tenía un escarceo con la mujer del tractorista, lo que pudo haber ocasionado los celos y el tractorista los mató a todos y cuando quiso quemar los cuerpos, como era una persona de pocas luces, se quemó el mismo por accidente.
    -Otra hipótesis, la más sostenida y más redonda es que efectivamente el incendio de los campos se produjo para eliminar un supuesto cultivo de marihuana (por aquella época se había impuesto la ley en Marruecos que impedía su cultivo). Los mafiosos asociaos con Zapata debieron ir a esclarecer lo sucedido,por lo que muchos testigos dijeron que lo vieron salir de un bar apresuradamente. El administrados fue a buscarlo para hablar del incendio y la mujer de Zapata le informó de que no estaba, a lo cual el administrador se marchó. Cuando se hubo ido, Zapata y los mafiosos fueron al despacho a discutir lo ocurrido, y en un momento dado lo mataron por la espalda con un hierro, después hicieron lo mismo con su mujer y con los testigos.

  4. ¿Como esposible que no se investigaran al marques y al administrador, cuando tenian todas las papeletas para ser los culpables? Resulta que el cadaver del capataz aparece a los tres dias en un sitio donde habian estado buscando, pero ¿la guardia civil estaba dormida o se hacian los dormidos? Valiente chapuza. Me gustaria que algun vecino de Paradas y bajo el anonimato contara la verdad de lo que paso alli, seguro de que habra alguien vivo que sepa lo que paso alli y no se atreve a contarlo. Es un tema que me apasiona por haber prescrito.

  5. yo estuve viviendo ocho años en ese cortijo mi padre salvador puso muchas cartillas para q los paraeños pudiesen cobrar ,, creo q nadie se acuerda ya de el , e iso muchos favores a muchos paraeños

  6. Pingback: Los despojos de la autoridad | En barbecho

  7. Estimado Framcisco, tu ni eres de Paradas ni nada. Escribes intencionadamente mal para dejar en mal lugar a este pueblo, aunque desconozco el motivo de tal idiotez.
    Si no supieses escribir, solo por suerte habrías puesto alguna letra bien, pero te delata tu “odio” a Paradas.
    En fin… la gente se aburre mucho.
    Quiero decir que Paradas tiene muchas cosas apreciables para que sólo se le conozca por este crimen, de los que hay muchos en España. Invito a los foráneos a que vengan y vean este entrañable rincon de Andalucía; prueben unas tapas típicas, unas aceitunas prietas, unos saladitos y se relajen por sus calles rodeadas de silencio y sencillez.

    Un saludo de un “paraeño”.

  8. n0 está tan aterrador

    n0 está tan aterrador

  9. Ya nunca se aclarara,ha pasado mucho tiempo en una investigacion las primeras 48 horas son vitales si en ese lapsus de tiempo no se encuentra nada despues ya es muy dificil.Esos crimenes quedaran impunes.

  10. yo soi del pueblo donde ocurrio eto y pienso i se habla de que eto ocurrio por un plantacion de marihuana que habia dentro del cortijo… porlomens eso dice… nunca se savra…

    • ¿Francisco tu eres de Paradas? Pues ya te vale,yo si soy paradeño, no digas que por una plantación de marihuana, ¿que estas contando la sinopsis de la película “Los invitados”?
      1-No eran cinco victimas, Asunción Peralta estaba embarazada, su hij@ ahora podría tener mi edad, el cura del pueblo murió en extrañas circunstancias después de declarar que le habían confesado el crimen uno de los autores.
      2-Hay que remarcar la figura del marques, el cuerpo Zapata apareció tres días después que los demás cuerpos,cabe recordar que en el lugar y los alrededores de los hechos entraba quien quería, periodistas, curiosos, guardia civil, gente del juzgado… removiéndolo todo y haciendo lo que le venían en gana. La noche antes de que apareciera el cuerpo de Zapata el marques ordena a la Guardia Civil que deje de vigilar el cortijo, a Zapata se le busca como autor de los hechos, el marques junto con el administrador se quedan solos en el cortijo, a la mañana siguiente aparece el cuerpo del encargado. ¿Donde? Donde habían estado removiéndolo todo periodistas, curiosos y los “investigadores”. O estaban todos ciegos, el cuerpo de Ramón Parrilla estaba mas lejos y mejor escondido, o alguien lo puso allí. No se quien pero solo estaban el administrador y el marques, el mercedes del marques estuvo allí el día de los hechos, el cual tenia un tiro, bueno lo que parecía un tiro, pero nadie quiso ni se atrevió a investigar el marques, estábamos en 1.975.
      (Francisco no fue por la marihuana chiquitin, fueron los extraterrestres, ten cuidado que aun estan por Paradas abducciendo tontos)

  11. Creo que este caso fue mal investigado.Seguro que en el lugar aquel día había alguna huella, ya que hablamos que es un cortijo y todos los alrededores son de arena.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s