Mujeres asesinas en serie

Erzebeth Bathory, Aileen Wuornos, Enriqueta Martí, Remedios Sánchez, Myra Hindley y Rosemary Letts

Erzebeth Bathory, Aileen Wuornos, Enriqueta Martí, Remedios Sánchez, Myra Hindley y Rosemary Letts

El asesinato en serie a manos de mujeres es menos frecuentes, igual que sucede en la mayoría de delitos violentos. Aún así, podemos encontrar a lo largo de la historia célebres casos en los que el autor de una serie de asesinatos es de sexo femenino, como el de la condesa Erzebeth Bathory, quien se ganó el apodo de “la condesa sangrienta”, porque solía secuestrar a jóvenes doncellas para torturarlas, asesinarlas y aprovechar su sangre para bañarse en ella.
El perfil de la asesina en serie –según un estudio hecho por Eric Hickey en 1997 a partir del análisis de 34 asesinas seriales estadounidenses- es el siguiente: el 50% de ellas había contado con un cómplice masculino, la edad media es de 33 años, el motivo fundamental es el lucro (se daba en el 75% de las mujeres de la muestra), el método que usan más comúnmente es el envenenamiento y, en la mayoría de los casos, conocían a sus víctimas, que suelen ser seres indefensos como niños, ancianos o confiados maridos.

Este perfil las separa de sus homónimos masculinos, que tienden preferentemente a actuar en solitario, tienen una edad media de entre 20 y 30 años (la mayoría de ellos comete su primer asesinato antes de los 27 años), les mueve mayoritariamente una motivación de tipo sádica-sexual o de poder-control y sus víctimas suelen ser mujeres desconocidas.

Willson y Milton hicieron un estudio más amplio en 1998, estudiando a 105 asesinas en serie. En él se confirma que el veneno es el arma más utilizada, ya que es un método con el que tardan más en ser descubiertas por la policía y que les permite llevar a cabo el crimen a pesar de contar con la misma fuerza física que los hombres.

Aileen Wuornos, la asesina más célebre de Estados Unidos

Con una infancia difícil, plagada de abusos y fracasos, a sus espaldas, Aileen Wuornos ejercía la prostitución en Daytona Beach, Florida. En la década de los 80, Wuornos asesinó a tiros a seis de sus clientes.

Aunque Aileen alegó que había cometido los había matado en defensa propia, ya que se habían comportado de manera agresiva con ella, los forenses que analizaron los escenarios de sus crímenes no encontraron ninguna evidencia que avalara su versión de los hechos, por lo que fue condenada a pena de muerte y ejecutada en 2002.

El caso de Aillen Wuornos adquirió tal fama en Estados Unidos que en 2003 Charlize Theron se puso bajo la dirección de Patty Jenkins para llevar a la gran pantalla el film Monster, basado en él.

Casos españoles

Varias mujeres han pasado a formar parte de la crónica negra de nuestro país por sus asesinatos seriales. Las categorías más frecuentes que se hallan entre éstas son las de “viudas negras”, motivadas por el ánimo de lucro, y los “ángeles de la muerte”, que se mueven por un afán de poder y control.

Uno de los casos más antiguos y misteriosos es el de Enriqueta Martí, la “vampiresa de Barcelona”. A principios del siglo XX, esta mujer cometió el secuestro y asesinato mediante degüello de unos 30 niños, aunque se desconoce la cifra exacta de víctimas, así como qué hacía con ellos. Se sospecha que Enriqueta buscaba lucrarse a través de sus víctimas mediante la prostitución infantil, el sadismo, el tráfico de menores y la venta de sebo o sangre de niños.

Motivada por el lucro también actuó Margarita, “la viuda negra de L’Hospitalet de Llobregat”, quien envenenó a un total de siete personas, entre las que se contaban su marido, su suegra y su cuñado, para poder acceder a sus cuentas corrientes y vaciarlas.

Más recientemente, Barcelona volvió a vivir un espeluznante suceso. Remedios Sánchez, movida por una mezcla de afán de lucro y de poder, encontraba a sus víctimas –todas ellas mujeres de avanzada edad- en parques y mercados. Tras ganarse su confianza, Remedios conseguía acceder a los domicilios de las desafortunadas mujeres, a las que golpeaba en la cabeza y después ahogaba para poder robarles las joyas y el dinero.

La “envenenadora de Valencia”, Pilar Prades, en cambio, cometió sus crímenes para sentir que ejercía el control de las casas en las que trabajaba como sirvienta. En su primer trabajo logró asesinar a la señora de la casa envenenándola y en la segunda casa en la que se instaló envenenó a la cocinera y casi lo logró con la dueña.

Cómplices de la crueldad

La mujer que comete repetidos asesinatos rara vez manifiesta sadismo, resultando extremadamente extraño que emplee la tortura en sus agresiones. La excepción se encuentra, eso sí, cuando la asesina actúa como cómplice de un hombre. Los casos más significativos se sitúan en el Reino Unido y son los de Myra Hindley y Rosemary Letts.

En la década de los 60 del siglo XX, Ian Brady convenció a su pareja, Myra Hindley, para que iniciara con él una espeluznante carrera criminal. Entre 1963 y 1965, Myra ayudó a Ian a cometer la violación y asesinato de nueve niños y adolescentes. Según explicaría más tarde Brady, Myra Hindley había abusado sexualmente de sus víctimas junto a él e incluso había insistido en matar con sus propias manos a Keith Bennet, de doce años.

Más o menos en la misma época, Rosemary Letts y su esposo Frederick West se unieron para convertir su hogar en “la casa de los horrores”. En la bodega del domicilio de los West, el matrimonio violaba y torturaba a sus víctimas y, después, Rosemary les preparaba un té, para tratar de calmarlas. Se les acusó de asesinar a doce personas entre 1967 y 1987, entre las que se incluía la hija mayor de ambos, aunque Fred aseguró que habían acabado con la vida de una veintena de personas más.

Por Ruth Asensio

About these ads

20 Respuestas a “Mujeres asesinas en serie

  1. Que indignante a estas mujeres asesinas siempre las muestran como heroinas si hubierna sido hombres asesinos nunca los hubieran mostrado como herores con razon vivmos en una sociedad feminista no machista como tratan d epintarlo lo peor es que a estas mujeres por mas que asesinen o maten siempre se les oculta y minimizan sus delitos que injusto .

  2. Las mujer son mas discretas cuando matan

    • No tanto que sean discretas solo que tambien los medios y el feminismo en complicidad con estas mujeres minizan sus delitos para que pase desapercibido pero igual son unas asesinas.

  3. POBRES MUJERES????SE DE GENTE QUE TUVO UNA VIDA DIFICIL Y NO POR ESO SON ASESINAS.O YO ESTOY LOCA O EL MUNDO SE VOLVIO UNA PORQUERIA,QUE COMPADECEN A LOS ASESINOS????ACASO NADIE SE ACUERDA DE LAS VICTIMAS Y DE SUS FAMILIAS A LAS CUALES TAMBIEN SE LES TERMINO LA VIDA….

  4. Estas no son mujeres son monstruos

  5. estas no son mujeres son mostruos

  6. A mï si m gusta el tema,ademas k mujer no ha pensado en matar,al menos yo si kuando discuto kn alguien k me kae mal,kuando nos son infieles etc etc.

  7. LAS ASESINAS EN SERIE HAN EXISTIDO SIEMPRE, SOLO QUE HAN SIDO MENOS NUMEROSAS. HAN PASADO DESAPERCIBIDAS, NO SE PENSABA QUE LAS MUJERES PUDIESEN LLEGAR A SER ASESINAS EN SERIE. INCLUSO LAS ORGANIZACIONES FEMINISTAS LAS HAN IGNORADO. SOLO EN LOS ULTIMOS AÑOS LOS CRIMINOLOGOS HAN ESTUDIADO A LAS MUJERES CRIMINALES.
    ES UN MUNDO DE OSCURIDAD, DE VIOLENCIA. NO ES NADA POSITIVO.
    SI FUESE CRIMINOLOGO ACUDIRIA A GRUPOS DE ORACION, DE MEDITACION PARA TENER UN EQUILIBRIO. PORQUE RESULTA MUY DEPRIMIENTE A LARGO PLAZO,METERSE EN EL LADO MAS OSCURO Y SINIESTRO DEL SER HUMANO.

  8. Hola oye en donde puedo encontrar mas informacion sobre las investigaciones de Wilson y Milton??

  9. jesus millan juarez

    me parese triste lo que estos desalmados hacen

  10. Si envestigamos a fondo los,motivos por,la cual iso que estas mujeres,isieran lo que isieron veriamos cosas,sorprendentes, ya que la,mujer es calculadora, pero amorosa tiene que haber u, motivo para que esto suveda. pero a pesar no emos ni creo que aun podramos tener con sertesa, quien es o no un asesino en serie

  11. interesante seber que el ser humano como tal puede llegar a tanto,,,, pero sus motivos an de tener cual fuese. por que es muy dificil ser bueno toda la vida, y muy facil ser asecino en un segundo…..

  12. De leer este artícul me dió escalofríos, no puedo imaginar que existan mujeres asesinas, si la naturaleza de la mujer es maternal, como puede ocurrir esto, que horror!!

  13. Si, pobres mujeres. Creo que no solo el sufrimiento es para los que son asesinados. Imaginen el remordimiento y lo infelices que vivirán después de lo que hicieron. Qué triste. Aún no he visto Monster que interpreta Charlize Theron… por algo ganó el Oscar…

  14. muy bueno el texto deberian poner mas

  15. ¡Pobres mujeres!

  16. El articulo en si esta bastante bien, pero solo pone a las mas conocidas. Supongo que sera para llegar a un publico mas amplio.

  17. me gustaria que pusieran el caso de una mujer asesina de 27 puñaladas en 1972 y que pario en una cabina de telefono fue en gijon

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s